Posted by on 29 abril 2017

Omar Fraile (Dimension Data) fue protagonista, al ataque, en toda una Lieja-Bastoña-Lieja el pasado domingo. El todoterreno vasco certificó su combatividad y su calidad en uno de los monumentos del ciclismo, vigésimo quinto en Ans. Una inyección de moral y confianza para afrontar el Giro de Italia donde su objetivo será rematar una fuga.

Fraile disputa este fin de semana el Tour de Yorkshire para alcanzar el punto ideal antes del Giro del centenario.

Vaya Lieja, atacando en la Redoute y el repecho final de Ans, dos lugares emblemáticos de la carrera y el ciclismo.

Sí, estoy muy contento. Sabíamos que la entrada a Ans era bastante mala y tenía pensado arrancar antes. Prefería ir por delante, te quitas tensión e igual luego atacan de atrás un grupito y se puede hacer la carrera definitiva. Así que pensé que era un buen momento y llevaba piernas, así que había que intentarlo.

Para llegar después con el grupo de elegidos a Ans hay que tener muchas piernas.

La verdad es que todo el día fui con muy buenas piernas, me encontraba bien. Como había entrado de reserva, aunque había entrenado bastante, el equipo decidió que trabajara para los compañeros. Al final, sin embargo, cambió todo, porque vimos que iba bien. Al final sí que es verdad que, al arrancar, pensé que si entraba algún grupo podía meter el morro entre los 10 primeros, pero esto es una Lieja y hay que ser realistas.

Quizás le faltó una pizca de suerte para ser algo más protagonista y entrar en un corte bueno.

Sí, por otra cosa no, pero si por algo ya se me conoce es que antes de estar ahí aguantando y aguantando, prefiero arrancar e intentarlo. Y si sale, sale, y si no sale que no sea por no haberlo intentado. Yo estoy contento, al final entré el 25 que es un buen resultado. Estar en el último kilómetro en el grupo que se está jugando la victoria de una Lieja… imagínate la sensación. Después de 260 kilómetros en las piernas, estar en ese grupo, súper satisfecho. Me sube la moral a tope. Sobre todo, llego bien de forma al Giro que era el objetivo.

¡Y eso que llegó como reserva!

Sí, Cummings había sufrido una caída y había algún otro enfermo, yo estaba de segundo reserva. Al final, el lunes me llamaron que tenía que ir a la Lieja. Y, bueno, que sería como un entrenamiento de cara al Giro, que ayudaría al equipo en todo lo que pudiera. Y correr una Lieja siempre es muy bonito. Yo estaba muy motivado, como te digo, porque al final es una oportunidad y hay que aprovecharla.

La Vuelta al País Vasco fue un buen rodaje para esta recta final hacia el Giro.

Sí, en País Vasco ya me fui encontrando cada día mejor, muy, muy bien, y como te digo, todo va encaminado al Giro, donde creo que llegamos en un buen momento. Y ahora corro en Yorkshire. Creo que es un buen sitio para acabar de preparar de cara al Giro.

Fuente: www.esciclismo.com

Posted in: En la prensa