Posted by on 26 abril 2018

Que Omar Fraile es uno de los ciclistas que, sin ser sprinter puro, tiene una punta de velocidad más poderosa ya estaba bastante claro. Pero esta vez ha llegado incluso a batir a un velocista que, tres ser el único que aguantó los puertos, se perfilaba como claro favorito.

Sin embargo, con una llegada ligeramente cuesta arriba, el ciclista vasco lo reventó literalmente. Y eso que, según ha confesado, en los últimos días no estaba teniendo las mejores sensaciones: “No me estaba sintiendo muy bien tras las clásicas. Pero hoy todo ha ido bien y he podido hacer una buena etapa”, ha explicado en meta.

Fraile ha felicitado a sus compañeros por el “gran rendimiento” durante la etapa: “Después de todos los puertos aún teníamos muchos ciclistas en el grupo principal y mis compañeros trabajaron mucho para mí. Vi que podía llegar al sprint así que Cataldo y Fuglsang trabajaron para perseguir cualquier ataque y llevarme hacia delante”.

Una vez en el sitio, Fraile sabía quién era su máximo rival: “Me puse a rueda de Colbrelli y decidí empezar el sprint desde lejos, a unos 300 metros. Fue un acierto, porque el final picaba hacia arriba”, ha comentado. Lo cierto es que al italiano se le hizo eterno.

Finalmente, Fraile ha valorado la victoria como una “gran motivación” para él y para el resto del equipo de cara a las etapas venideras, donde además tienen a Jakob Fuglsang como aspirante a la clasificación general: “Ha demostrado que está en buena forma y trataremos de ayudarle para conseguir un gran resultado aquí“, ha cerrado Fraile, que suma su segunda victoria WorldTour en esta temporada.

Texto: www.zikloland.com – Foto: (twitter.com/AstanaTeam)

Posted in: En la prensa