Posted by on 24 junio 2020

Omar Fraile será uno de los baluartes de Miguel Ángel López en el asalto del colombiano a su primer Tour de Francia. El santurtziarra confirma a Biciciclismo las líneas maestras de sus primeras carreras de este verano: “No sé exactamente todo el calendario pero un poco por encima ya sé lo que voy a hacer. Empiezo en Francia en la Route d’Occitanie (1-4 agosto), luego la Mount Ventoux Denivel Challenge (6 de agosto), el Criterium du Dauphiné (12 a 16 de agosto) y el Tour de Francia (29 de agosto a 20 de septiembre)”.

Es el mismo calendario que tiene anunciado “Superman López”: “Haremos un calendario parecido para convivir un poco más”.

Mientras llega la competición, en agosto, julio sigue siendo mes de preparación para Fraile: “Nos marchamos del 9 al 24 de julio a Sierra Nevada y ya tengo ganas – afirma Fraile -. Allí estaremos en principio el grupo español (Astana 2020 tiene hasta seis corredores) y los kazajos, que viven en Benidorm (Ocho). La verdad es que no he hablado con el equipo y no sé todos los que estaremos en Granada”. Queda la duda de saber qué va a pasar con los cuatro colombianos del equipo, que, se supone, aparecerán por Europa a mediados de mes, pero todavía no se sabe la fecha definitiva. Otro grupo del Astana se concentrará también en julio en los Dolomitas, comenta el ciclista de Astana, que cumplirá 30 años en plena concentración en la altitud de Sierra Nevada.

La época pasada se ha hecho, como no, larga, pero Fraile le ve cosas buenas también: “Bien. Se ha hecho largo, pero no me voy a quejar. Si hay que sacar algo positivo es que nunca habíamos estado tanto tiempo en casa y es una de las cosas buenas. He podido estar con mi novia, tranquilos. Una de las mejores cosas del confinamiento”.

“Salí el primer día en cuanto nos dejaron y las sensaciones fueron raras. La verdad es que el fondo lo pierdes por completo y ha costado recuperarlo, pero ahora estamos bien y todo va bien, me encuentro bien y con ganas de ir a Sierra Nevada y con ganas de empezar”, afirma Omar.

El objetivo del ciclista vizcaíno es tanto ayudar como intentar aprovechar la oportunidad que se presente: “Ambas – responde el ciclista del Astana – Creo que las dos son compatibles. Puedo ayudar al equipo y, lógicamente, algún día el equipo me va a dar libertad para intentar una fuga. Lo más importante es llevar a Miguel lo más lejos posible y al mismo tiempo creo que podemos intentar un triunfo parcial de etapa”.

Fraile ya sabe lo que es correr el Tour de Francia y sabe que también va a estar vigilado. Su palmarés está adornado con grandísimas victorias: Etapa en el Tour de Francia y en el Giro de Italia, etapas en la Itzulia y en Romandía, dos reinados de la montaña en La Vuelta… “Es mi tercer Tour de Francia y ya tengo experiencia. No es que sea un veterano pero voy sabiendo cómo se hacen las cosas y eso es un factor favorable en un Tour”, comenta el de Santurtzi.

Precisamente es el caso contrario del de su jefe de filas, Miguel Ángel López, que debutará en La Grande Bouclé: “Bueno, pero con el equipo que lleva, en el que el que menos Tours de Francia llea igual soy yo, que llevo ya tres, y eso hace mucho. Tener corredores a tu alrededor que te lleven siempre bien colocado, en tu sitio y te digan cosas hace que la presión baje mucho y que Miguel pueda ir más tranquilo. Además, ha hecho ya varias grandes y eso también es experiencia”, afirma a continuación Omar.

Además, el recorrido se adapta bien a López. “El recorrido es muy bueno para él, cuánto más duro sea creo que es mejor y en este caso va a ser un Tour duro. Si al final hay muchos abanicos a lo mejor nos puede perjudicar más, pero con la dureza que tiene es bueno”, sentencia el ciclista vizcaíno del Astana.

Texto: www.biciciclismo.com – Foto: www.astanaproteam.kz

Posted in: En la prensa